Balon de Oro

El Balon de Oro parce que se eligiera en base a los rendimientos individuales de últimos meses del año, no a la temporada completa, o simplemente se vota por el jugador que más agrada. Que decir que de los jugadores que fueron campeones del mundo y ni siquiera fueron parte de la terna final.

Algo si es un hecho, en la carrera de estos jugadorazos el Balón de Oro solamente la haría un poco más grande. La pregunta es obvia: ¿quién no lo quisiera ganar?

Aquí está el top de los olvidados:

Javier Zanetti, que igualó a Giuseppe Bergomi en partidos disputados con el Inter, y a Ryan Giggs, que participó en su encuentro número 600 con el Manchester United. Ni el uno ni el otro, recibieron un Balón de Oro que, probablemente más el galés, hubieran merecido.

Otros casos llamativos de jugadores que nunca conquistaron el máximo galardón individual del mundo del fútbol son los de Michael Laudrup, uno de los mejores pasadores de todos los tiempos, Emilio Butragueño, icono de la ‘Quinta del Buitre’ y quien lo rozó en 1986, Eric Cantona, uno de los primeros artífices del gran Manchester United de Alex Ferguson, o Kenny Dalglish, tricampeón de Europa con el Liverpool.

Aunque, posiblemente, el nombre más llamativo de cuantos faltan en la lista del preciado galardón en la era moderna sea el de Thierry Henry.

Es cierto que ni Diego Maradona, ni Ricardo Bochini, ni Enzo Francescoli, ni Romario, ni Zico, ni Sócrates, ni Garrincha, ni Pelé han ganado nunca el Balón de Oro, pero hay que tener en cuenta que hasta 1995 los jugadores no europeos no entraban en competición.

Razón de más para que nos escandalicemos al comprobar que en el ranking no aparecen los nombres de jugadores vitales en la universalización del fútbol a mediados de siglo como fueron Paco Gento, Ladislao Kubala o Ferenc Puskas. Y tantos otros…

Caso aparte merecen los defensas. Excepto Franz Beckenbauer (dos veces galardonado), Mathias Sammer (en la votación más ajustada de siempre) y Cannavaro (aún no se entiende qué pasó aquel año), ningún otro zaguero ha obtenido el Balón de Oro. Es decir, que ni ni Franco Baresi, ni Roberto Carlos, ni Giacinto Facchetti lucen el trofeo en sus vitrinas.

Peor lo tienen los porteros, claro está. Desde que lo ganó Lev Yashin, ningún otro arquero ha podido sucederle, y solo lo han rozado leyendas como Dino Zoff, Ivo Viktor, Oliver Khan o Gianluigi Buffon.

Paolo Maldini es otro que no ganó, a pesar que obtuvo cinco Copas de Europa, a lo largo de 25 temporadas. Considerado uno de los mejores defensores de toda la historia.

También aparece Raúl González. Es el emblema madridista, es uno de los máximos anotadores de la Champions League. Ganó tres Champions League.

Andrés Iniesta lo ha ganado todo, Copa del Mundo, Champions League, Ligas, Mundial de Clubes, no le falta nada más que el Balón de Oro.

Xavi Hernández, llevaba las riendas de España en el Mundial del 2010, al igual que Iniesta lo ha ganado todo.

Samuel Eto’o es el único jugador en ganar dos tripletes de manera seguida, primero con el Barcelona luego con el Inter de Milan. Un goleador certificado.

Franco Baresi es otro defensor considerado como uno de los mejores de la historia. En 1989 quedó en segundo lugar tras Marco van Basten… complicada competencia.

Frank Rijkaard

Parte de un trío histórico junto a Rudd Gullit y Marco van Basten, era un brillante jugador. Alcanzó el Balón de Bronce en dos ocasiones: 1988 y 1989.

David Beckham. Para muchos es un producto de mercadotecnia, para otros muchos siempre fue un candidato. Era parte del Manchester United que remontó en la Champions League en 1999, ese año ganó el Balón de Plata.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>