La oposición marchó en Venezuela para reclamar el revocatorio a Maduro

La oposición venezolana realizó hoy un simulacro de la recolección de firmas que deberá emprender dentro de dos semanas para pedir un referendo que acorte el mandato del presidente Nicolás Maduro. La idea fue presionar al jefe de Estado y demostrarle que una contundente mayoría quiere su salida del poder. Todo ocurrió a través de 1.356 marchas organizadas frente a otros tantos colegios electorales del país, designados por el Colegio Nacional Electoral (CNE) para recoger el 20% de firmas necesarias por ley para convocar al revocatorio del mandatario chavista.

La recolección legal y efectiva deberá realizarse entre el 26 y el 28 de octubre. La oposición debe juntar entonces cuatro millones de rúbricas (20% del padrón de votantes) que exige la ley para convocar la consulta. En el simulacro, los dirigentes opositores motivaron a los electores para conseguir que lo que llaman el “firmazo” sea simbólicamente un revocatorio en sí contra Maduro, ante la severa crisis económica que sufre el país por la escasez de alimentos y la elevada inflación, que el FMI proyectó en 475% para 2016.

La oposición usó además las múltiples marchas para denunciar la persecución y la acusación de “terroristas” contra alguno de sus miembros más notables por parte del gobierno chavista. En concreto, se trata de una nueva ola represiva como la detención de 4 activistas, según denunció el gobernador de Miranda y ex candidato presidencial Henrique Capriles, y la acusación de “terrorista” que hizo el ministro del Interior, Néstor Reverol contra el alcalde de Sucre, Carlos Ocariz, por pasar un video en el que habla de las fuerzas armadas.

Henry Ramos Allup, presidente del Parlamento, fue uno de los más aplaudidos en la asamblea popular que se celebró en el Liceo Alamo de la parroquia caraqueña La Candelaria. Dijo que el gobierno de Maduro “no sabe qué hará cuando vea de 7 a 8 millones de venezolanos en la calle buscando firmar el revocatorio del 26 al 28 de octubre”.

“Ojalá a Maduro no se le ocurra impedir que los electores puedan ejercer su voluntad mediante el voto. Este gobierno es responsable de cada niño que muere de hambre y de cada enfermo que muere por falta de medicina. Basta ya de trampas, mentiras y manipulaciones”, dijo Ramos, quien repudió que el Tribunal Supremo –la más alta autoridad judicial– haya reivindicado su autoridad para aprobar el presupuesto del Ejecutivo en detrimento de la Asamblea Nacional, como lo ordena la Constitución.

El oficialismo amenaza con el levantamiento de la inmunidad de los diputados opositores y ha presentado una serie de demandas judiciales contra la convocatoria del referendo, argumentando que la oposición cometió “fraude” en el proceso del revocatorio. “El Tribunal Supremo está dedicado a agravar la crisis. Si emite la sentencia, que sepa que hay 11 millones de venezolanos dispuestos a firmar y a defender el revocatorio en las calles. Revocar a Maduro es revocar la crisis”, afirmó Capriles, cuya imagen desfigurada apareció en actos chavistas .

El Colegio Electoral ya anunció que el referendo se hará en febrero o marzo –si se reúne el 20% de firmas del total del padrón electoral. Pero la alianza opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) insiste en que se efectúe este año y no en 2017. Si se hace en 2016 y Maduro pierde, habrá elecciones anticipadas y deberá dejar el poder. Al contrario, si se realiza en 2017 y su mandato es revocado, su vicepresidente debe terminar el período hasta 2019.

Las concentraciones en los 1.356 puntos se realizaron en medio de advertencias de la MUD de que el Tribunal de Justicia –al que la oposición acusa de aliado del chavismo– estaría a punto de emitir una sentencia para frenar el proceso del revocatorio. Según la firma Venebarómetro, siete de cada diez venezolanos quiere un cambio de gobierno y 76,4% reprueba la gestión de Maduro.

“Nosotros no queremos rebelión, no queremos golpe militar; lo que queremos es que se cumpla el artículo 72 de la Constitución, que es el Revocatorio. La Fuerza Armada Nacional bolivariana está en crisis, los soldados de la patria todos están flacos por la situación que atraviesa el país, mientras que los que están en los altos mandos están gordos”, concluyó Capriles.

En el único incidente de la jornada, grupos chavistas chocaron con opositores en Villa Rosa, en la isla Margarita. Los vecinos del lugar recibieron a Maduro con un cacerolazo hace un mes.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>