Por qué las grandes petroleras siguen invirtiendo en Venezuela pese a la crisis y los riesgos

“La producción de petróleo es un negocio muy arriesgado, pero es mucho más arriesgado invertir en países que no tienen petróleo”. Así hablaba sobre invertir en Venezuela el directivo de una petrolera multinacional. Las nacionalizaciones del pasado y la crisis actual han golpeado a las grandes compañías internacionales del sector, pero no hasta el punto de hacerlas renunciar a los miles de millones de dólares futuros que se esconden bajo el suelo del país.

Un ejemplo: en 2008, al año de ser expropiada y mientras mantenía una batalla jurídica contra el gobierno, una gran compañía estadounidense invertía un par de millones de dólares para comprar el sobre de información sobre la apertura de la faja del Orinoco, la zona del noreste de Venezuela donde está la mayor reserva certificada de petróleo del mundo.

Por qué está cayendo la producción de petróleo en Venezuela y cómo puede afectar al mercado mundial
Cómo y cuánto puede beneficiar a Venezuela y al gobierno de Nicolás Maduro el recorte de la producción del petróleo de la OPEP. “A pesar de haber sufrido confiscaciones y nacionalizaciones quizás más agresivas que las que se han producido en otros países, las empresas van a seguir acá”, afirma a BBC Mundo el economista Alejandro Grisanti.

Esas reservas en el subsuelo suponen un atractivo enorme para empresas como la rusa Rosneft, la española Repsol, la estadounidense Chevron, la italiana ENI, la india ONGC y la china CNPC, entre otras.

“En la faja del Orinoco tienes empresas que representan a los diferentes países que componen el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, lo que da una idea de la visión estratégica y comercial de las inversiones en la faja petrolífera del Orinoco”, afirma a BBC Mundo el economista Fernando Travieso, experto en la industria de hidrocarburos.
Casi todas las grandes firmas del sector tienen presencia en Venezuela. Faltan las estadounidenses ConocoPhillips y ExxonMobil, que en 2007 no aceptaron el decreto de nacionalización del gobierno de Hugo Chávez que ordenaba la formación de empresas mixtas con el sector privado en las que el gobierno tendría la mayoría.

Eso llevó a expropiaciones, litigios e indemnizaciones, ya solventados en el caso de ExxonMobil, pero aún no en el de ConocoPhillips.

“Estamos perdiendo plata”
Las demás siguen en Venezuela, aunque no ajenas a los problemas del país.
“Estamos perdiendo plata”, aseguran trabajadores de una petrolera extranjera que opera en Venezuela y que accedieron a hablar sólo bajo condición de anonimato.
BBC Mundo no pudo lograr el comentario oficial de ninguna de las grandes compañías contactadas.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>