Venezuela importa más comida

El gobierno de Venezuela puso en marcha un nuevo plan piloto de abastecimiento para enfrentar con productos importados a precios dolarizados la escasez de los bienes básicos. Según algunos economistas la iniciativa representa el fracaso del modelo socialista, mientras que para otros expertos es una medida positiva que garantizará el abastecimiento pleno de rubros como café, azúcar, leche en polvo, arroz y pasta, que están desaparecidos de los anaqueles del comercio local.

“Han insistido que el problema del abastecimiento es militar y han hecho toda una parafernalia de colocar un general al frente de cada rubro: al final esto no es sino el reconocimiento del fracaso de esa política”, dijo Antonio Paiva, catedrático y economista, en diálogo con ANSA.

Paiva criticó que los productos se puedan vender a precios internacionales porque eso excluye a la gran mayoría de la población. “Si algo está barato en el país es el salario de los trabajadores”, agregó. Desde septiembre pasado el ingreso mínimo mensual integral se ubica en 65.056 bolívares (65 dólares a la tasa del mercado paralelo) frente a una Canasta Alimentaria que de acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cendas) alcanzó en agosto 383.925,20 bolívares (unos 383 dólares).Venezuela, que es la nación con las reservas petroleras más grandes del mundo, enfrenta desde hace tiempo el desplome de los precios del crudo que obligó al gobierno a restringir el acceso a las divisas y las importaciones.

Para Paiva, la gran perjudicada con este plan será la industria nacional que no tiene acceso a los dólares para comprar materia prima y afronta, en cambio, serias dificultades para pagar sus insumos, además de tener que ajustar el pago de los salarios a los aumentos lineales del gobierno. La escasez se mantendrá por lo tanto hasta que el gobierno no desmonte los controles de cambio y de precios, y estimule por otra parte a la producción para que se generen empleos.

“Debería haber un cambio de políticas pero con las telarañas ideológicas considero muy difícil que este gobierno sea capaz de desarrollarlo”, afirmó.

Egildo Lujan, presidente de la patronal Fedecámaras-Miranda, explicó que el gobierno está compitiendo deslealmente con la industria porque está pagando el producto importado a un precio que triplica al que cancela al productor nacional. “Es el golpe final. Hoy estamos produciendo escasamente el 30% de los alimentos que se consumen en el país, por eso hay hambruna”, expresó.

Si no se permite que ingrese la ayuda humanitaria en función de palear el hambre y además recibir financiamiento externo para reforzar las reservas internacionales y poder liquidar dólares, la situación será terrible el año que viene para el aparato productivo del país.

Al comentar la venta de productos a precios liberados en algunos estados fronterizos, Orlando Camacho, presidente de Fedeindustria, definió la iniciativa como “positiva” para que los venezolanos puedan comprar y combatir la especulación y los altos precios que perjudican a la economía nacional.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>