Economia

La cámara baja de Colombia rechaza los cambios de Duque al tribunal de paz

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

Bogotá – La cámara baja de Colombia ha rechazado por abrumadora mayoría las modificaciones sugeridas por el presidente Ivan Duque al sistema de justicia transicional del país, la última de una serie de derrotas del presidente en el Congreso.

Duque pidió a los legisladores en marzo que revisaran seis partes de la ley que regula el tribunal de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

El tribunal especial fue creado como parte de un acuerdo de paz para 2016 entre el gobierno y los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para juzgar a ex rebeldes y oficiales militares por crímenes de guerra.

A última hora del lunes, la cámara baja votó 110-44 para rechazar los cambios sugeridos.

Se esperaba que las modificaciones fueran derrotadas porque el acuerdo de paz, firmado bajo el ex presidente Juan Manuel Santos, es parte de la constitución del país. Cualquier cambio requeriría una mayoría de dos tercios en la legislatura.

«Esta es una gran derrota para el gobierno», dijo a Al Jazeera Sergio Guzmán, director de Colombia Risk Analysis, una firma consultora de riesgo político.

«A pesar de lanzar toda su artillería pesada, con el fiscal general asistiendo a la sesión del Congreso, fueron incapaces de acumular suficientes votos, lo que dice mucho de la pérdida que está sufriendo el gobierno, no sólo en esta parte de su agenda, sino últimamente, en otras áreas de su agenda que también afectan a la gobernabilidad», agregó Guzmán.

Duque había dicho anteriormente que apoyaría el resultado de la votación, pero aún no ha hecho comentarios desde que se anunció el resultado.

Álvaro Hernán Prada, representante del Centro Democrático, que lideró la defensa por parte del gobierno de las modificaciones al acuerdo de paz, reiteró a última hora del lunes que los motivos de Duque estaban enmarcados en la esfera política.

«Es poco probable que el gobierno insista mucho en este tema», dijo a Al Jazeera Yann Bassett, politólogo de la Universidad del Rosario de Bogotá.

«El presidente ya ha anunciado que firmará la ley si no se aprueban las objeciones. También debería disuadirlo de intentar hacer otras reformas que afecten a los acuerdos de paz», añadió.

Viva la paz!
Duque, que pertenece al partido político Centro Democrático, que en repetidas ocasiones ha criticado la concesión de escaños en el Congreso a las FARC, hizo promesas en su campaña electoral de 2018 de alterar partes del acuerdo de paz.

El PEC fue establecido para investigar, escuchar los juicios y sentenciar a los responsables de abusos contra los derechos humanos, incluyendo la violencia sexual y las masacres durante los 52 años de conflicto entre las FARC y el gobierno.

Los cambios sugeridos por Duque incluyen el esclarecimiento de las reglas de extradición, una acción más dura contra los crímenes de guerra y la exclusión de los crímenes sexuales de la competencia del tribunal.

«Dejamos claro que estas objeciones no iban a proceder, que el gobierno hizo lo que hizo para objetar un fallo de la Corte Constitucional, que aprobarlas sería una violación de la división de poderes y que aquí hay una fuerza grande, amplia y diversa, lista para defender la construcción de la paz», dijo Juanita Goebertus, representante del partido Alianza Verde, quien lideró los esfuerzos para defender los acuerdos de paz firmados en La Habana.

Después de la votación del lunes por la noche, muchos legisladores gritaron «viva la paz» justo cuando se anunció el resultado.

«En última instancia, creo que esto es una advertencia para el gobierno que sugiere que necesitan comprometerse más con las otras partes y que necesitan llegar a acuerdos sobre la sustancia legislativa», dijo Guzmán.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario