Economia

Venezuela vende petróleo a una empresa registrada en Turquía

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

Con las sanciones que bloquean la venta de petróleo a Estados Unidos, la empresa estatal de energía Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) ha recurrido a varios compradores poco conocidos, en su mayoría empresas de China e India, dice la agencia de noticias Reuters.

Entre los compradores se encuentra una pequeña empresa con sede en Turquía, sin refinerías, pero vinculada al gobierno del presidente Nicolás Maduro, según documentos internos y una fuente de PDVSA.

Hasta hace poco, algunas de las empresas petroleras y de refinación más grandes del mundo, entre ellas las estadounidenses Chevron y Valero Energy, hacían fila para llevar cargas petroleras venezolanas. Y PDVSA tuvo un riguroso proceso de investigación para asegurar que los compradores potenciales tuvieran la capacidad de pagar.

Pero las sanciones estadounidenses impuestas en enero en un esfuerzo por derrocar a Maduro han ahuyentado a muchos de esos clientes. Las exportaciones de PDVSA se han desplomado en más de una quinta parte desde que se impusieron las sanciones, según los registros de la empresa y los datos de Refinitiv Eikon.

Tres fuentes con conocimiento del asunto le dijeron a Reuters que los directores en la reunión del 14 de marzo del directorio de PDVSA renunciaron temporalmente a algunos requisitos para nuevos clientes o proveedores, incluyendo el requisito de que tengan al menos dos años de experiencia en la industria petrolera.

Ni PDVSA ni el Ministerio del Petróleo de Venezuela respondieron a las solicitudes de comentarios de Reuters.

Nuevo cliente: Iveex Insaat
A raíz de la flexibilización de los requisitos, una empresa turca llamada Grupo Iveex Insaat comenzó a comprar petróleo venezolano en abril, según documentos relacionados con los planes de carga de PDVSA y los informes internos sobre exportaciones e importaciones para el primer semestre del año.

Los registros de la Cámara de Comercio de Estambul muestran que Iveex Insaat se formó hace menos de un año con un capital de sólo 10.000 liras (1.742 dólares) y que su actividad principal era la «construcción residencial».

La compañía fue una de las únicas cinco empresas que cargaron buques cisterna para llevar el crudo mejorado de Venezuela -entre sus más valiosos- de abril a junio, mostraron los documentos.

Iveex Insaat embarcó cuatro cargamentos de crudo y productos venezolanos en abril (equivalentes a poco menos del ocho por ciento de las exportaciones petroleras de Venezuela) y nada en mayo o junio, según documentos de PDVSA.

Los registros corporativos turcos muestran que Iveex Insaat es propiedad de Miguel Silva, un empresario venezolano que encabeza la Cámara Venezolana de Exportadores con sede en Caracas y que también se desempeñó como comisionado del Ministerio de Vivienda en la administración de Maduro.

Reuters no pudo determinar los términos bajo los cuales Iveex Insaat está recibiendo petróleo venezolano. Tampoco pudo confirmar quién compraría y refinaría el crudo, ya que la empresa no tiene refinerías.

Ni Iveex Insaat ni Silva respondieron a las solicitudes de comentarios.

Las fuentes de PDVSA, un agente naviero y un inspector marítimo que se negó a ser nombrado, dijeron a Reuters que Iveex Insaat había acordado entregar productos refinados a Venezuela a cambio de recibir crudo. Con su red de refinerías paralizada por problemas de mantenimiento, Venezuela, miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, ha tenido que hacer frente a una grave escasez de combustible en los últimos meses.

Otras dos empresas que sólo comenzaron a fletar petroleros para llevarse el petróleo de PDVSA después de las sanciones son Melaj Offshore Corp, con sede en Panamá, y Sahara Energy, una unidad del Grupo Sahara, con sede en Nigeria. Los dos cargamentos petroleros cargados por PDVSA poco después del anuncio de las sanciones, según documentos internos de la empresa.

Sahara Energy no respondió a los correos electrónicos y llamadas solicitando comentarios, y Reuters no pudo encontrar los datos de contacto de Melaj.

lazos turcos
Los acuerdos con Iveex Insaat destacan los crecientes vínculos comerciales entre Venezuela y Turquía, cuyo presidente, Tayyip Erdogan, ha apoyado a Maduro, al igual que los líderes de Rusia, Cuba y China.

Turquía es uno de los principales compradores del oro del país sudamericano, que se ha convertido en una importante fuente de dinero en efectivo a medida que disminuye la producción de petróleo.

Silva registró a Iveex Insaat con un socio turco llamado Erhan Kap el 27 de septiembre de 2018, justo una semana después de que Maduro visitara Estambul.

Kap, un guía turístico de Estambul según sus perfiles en los medios sociales, se negó a hacer comentarios cuando se le contactó por teléfono.

Según la biografía del propietario Silva en el sitio web de Iveex Insaat, ha ocupado varios cargos dentro de la administración de Maduro, entre ellos el de servir en el ministerio de vivienda nacional en 2014 y coordinar un plan de desarrollo gubernamental para el estado occidental de Táchira en 2013.

El Ministerio de Información de Venezuela -que responde a las solicitudes de los medios de comunicación en nombre del gobierno- no respondió a un correo electrónico en busca de comentarios.

El sitio web de Iveex Insaat dice que es una «compañía física de comercio y distribución de materias primas» que se centra en productos petrolíferos y petróleo crudo y que tiene oficinas en Londres, Estambul y Caracas. Dice que utiliza una «flota arrendada de buques regionales».

Mientras que el sitio web describe una «larga experiencia» en el comercio y la distribución de petróleo, una revisión de las iteraciones anteriores del sitio utilizando la biblioteca digital Internet Archive muestra que las referencias al comercio de petróleo se añadieron después de noviembre de 2018.

PDVSA vendió barriles a Iveex Insaat por primera vez en abril, cuando cargó el buque tanque Seamuse con 294.413 barriles de gasolina natural y nafta virgen ligera, ambos productos petroleros. El buque se dirigía al Medio Oriente, muestran documentos comerciales de PDVSA.

El Seamuse aún no ha sido descargado y permanece anclado cerca de un puerto kuwaití, según datos de Refinitiv Eikon. Días después, una carga similar fue embarcada para Iveex Insaat en el buque tanque Vinjerac.

La firma turca también cargó a los petroleros Delta Kanaris y Delta Harmony con más de 1 millón de barriles de crudo Hamaca, un petróleo mejorado que PDVSA ha luchado por vender porque su principal mercado solía ser Estados Unidos.

Sin embargo, estos tres buques permanecen anclados frente a puertos venezolanos. PDVSA no les ha permitido navegar hasta que Iveex Insaat entregue al menos una de varias cargas de combustible destinadas a compensar la primera carga que tomó, dijeron la fuente de PDVSA y dos fuentes de embarque.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario