Entretenimiento

El gobierno de los EE.UU. creó una ‘base de datos’ de reporteros que cubren las caravanas de migrantes

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

Los grupos de derechos humanos han expresado su preocupación por el hecho de que el gobierno de Estados Unidos haya atacado a periodistas, activistas y abogados que han ayudado o representado a migrantes en la frontera sur.

Los documentos filtrados, obtenidos por la estación de la NBC KNSD-TV, muestran que el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) compiló una lista de 59 periodistas, abogados y activistas – la mayoría de los cuales son ciudadanos de los Estados Unidos – para someterlos a una investigación secundaria en la frontera entre los Estados Unidos y México e incluirlos en un esfuerzo de recopilación de información.

Los agentes han interrogado o arrestado al menos a 21 de ellos, reportó KNSD-TV.

Desde que se creó la lista, varios de los incluidos en ella han dicho a NBC News que han sido retirados por agentes en la frontera para lo que se dijo que era una «investigación de seguridad nacional».

En algunos casos, las autoridades marcaron sus pasaportes para alertas, reportó la estación de televisión.

Otros que no aparecen en la lista filtrada también han reportado haber sido sometidos a exámenes secundarios. Los periodistas de Al Jazeera también han sido apartados para un interrogatorio adicional.

CBP le dijo a NBC News que la lista era de personas que estuvieron presentes durante la violencia que estalló en la frontera con Tijuana.

A los que figuran en la lista también se les ha hecho un seguimiento de sus cuentas en los medios sociales. Se cree que el gobierno de Estados Unidos ha creado expedientes sobre todos ellos con la ayuda de funcionarios mexicanos.

Pisoteo de los derechos
Mitra Ebadolahi, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) del Proyecto de Litigios Fronterizos de San Diego, dijo que durante años el gobierno ha utilizado el pretexto de la seguridad fronteriza para «pisotear» los derechos constitucionales de los estadounidenses.

«Este ejemplo más reciente es sólo el último de una corriente constante de abuso de autoridad por parte del PFC, y una vez más subraya la necesidad apremiante de una supervisión y rendición de cuentas significativas por parte de los organismos», dijo en una declaración.

Esha Bhandari, una abogada del personal del Proyecto de Discurso, Privacidad y Tecnología de la ACLU, dijo que esto era una violación de la Primera Enmienda.

«El gobierno no puede utilizar el pretexto de la frontera para atacar a activistas críticos con sus políticas, a abogados que proporcionan representación legal o a periodistas que simplemente hacen su trabajo».

Dijo que la ACLU estaba explorando «todas las opciones en respuesta».

El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) dijo que el informe de la NBC confirmó las «sospechas de la organización sobre las acciones del CBP hacia los periodistas que cubren la caravana de migrantes».

«Nos reuniremos hoy con el CBP y les pediremos una vez más que se comprometan a dejar de utilizar las proyecciones secundarias como pretexto para acosar a los periodistas o reunir información de inteligencia», dijo Alexandra Ellerbeck, coordinadora de programas del CPJ en América del Norte, en un comunicado.

«También estamos pidiendo a los miembros del Congreso que supervisan el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que investiguen a fondo este preocupante patrón de actividad», agregó.

Cooperación México-Estados Unidos
La lista del gobierno de los Estados Unidos está fechada el 9 de enero de 2019 y se titula San Diego Sector Foreign Operations Branch: Caravana de Migrantes FY-2019 Sospechosos Organizadores, Coordinadores, Instigadores y Medios de Comunicación, de acuerdo a los medios de comunicación de los Estados Unidos.

La lista se hizo después de que miles de migrantes centroamericanos que huían de la pobreza, la persecución política y la violencia viajaran a Tijuana para comenzar a buscar asilo en los Estados Unidos en la frontera de San Diego. El presidente estadounidense, Donald Trump, describió falsamente el éxodo centroamericano, anteriormente apodado la caravana de migrantes, como una «invasión».

Más tarde, México se comprometió a aumentar la seguridad cerca de sus cruces fronterizos.

La portada de la lista incluye un sello con las banderas de Estados Unidos y México.

El mes pasado, The Intercept informó que cuatro fotoperiodistas que habían ido al lado sur de la frontera México-Estados Unidos para documentar la llegada de caravanas de migrantes de Centroamérica tenían sus pasaportes fotografiados por funcionarios mexicanos.

A uno de ellos se le prohibió volver a entrar a México, mientras que a otros se les cuestionó cuando volvieron a los Estados Unidos.

También el mes pasado, el CPJ dijo que funcionarios del Instituto Nacional de Migración de México negaron la entrada a dos periodistas que vinieron a cubrir una caravana de migrantes en Tijuana.

En respuesta a los informes de exámenes secundarios del año pasado, el CPJ presentó una serie de recomendaciones al CBP y al DHS para garantizar que las medidas de seguridad no socavaran la libertad de prensa.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario