Noticias

A pesar de las sanciones, la firma de EE.UU. seguirá perforando en busca de petróleo en Venezuela

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el viernes que ha renovado la licencia de Chevron Corp para perforar en busca de petróleo y gas en Venezuela a pesar de las sanciones, lo que indica que considera valioso que el productor de petróleo estadounidense opere en un país al borde del colapso económico y político.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que renovó por tres meses la licencia de Chevron, la última compañía petrolera estadounidense que opera en Venezuela y que es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La licencia se extiende hasta el 25 de octubre de 2019.

«Nuestras operaciones en Venezuela continúan cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables», dijo el portavoz de Chevron, Ray Fohr, en una declaración.

Estados Unidos impuso fuertes sanciones a Venezuela a principios de este año en un esfuerzo por expulsar al presidente socialista Nicolás Maduro. Washington apoya al líder de la oposición Juan Guaido, el jefe de la Asamblea Nacional.

En enero, el gobierno impuso sanciones a la empresa estatal venezolana PDVSA que le han costado al gobierno de Maduro miles de millones de dólares en activos petroleros, pero emitió a Chevron una licencia de seis meses para mantener sus operaciones en marcha.

Chevron tiene cuatro empresas conjuntas con PDVSA que producen el equivalente a unos 200.000 barriles diarios (bpd) de petróleo, y su participación en las empresas recientemente produjo unos 40.000 bpd. La compañía, que ha estado en Venezuela durante casi un siglo, dice que hay alrededor de 8.000 empleados, contratistas y proveedores directos involucrados en estas empresas.

La renovación de la licencia fue un triunfo para el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, y para otros miembros de la administración Trump, que creen que tener una empresa estadounidense en Venezuela sería un activo después de la retirada de Maduro y ayudaría a que la economía del país, que depende del petróleo, se recuperara más rápidamente.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, que ha presionado al máximo a Venezuela, se había inclinado por dejar que la licencia de Chevron expirara con la esperanza de que endureciera la soga sobre el liderazgo de Maduro al provocar otro descenso en la producción de energía del país.

El Departamento del Tesoro también renovó por tres meses las licencias de las empresas de servicios petroleros Halliburton Co, Schlumberger Limited, Baker Hughes de General Electric y Weatherford International. Todos han detenido en gran medida las operaciones en Venezuela debido a la inestabilidad en ese país.

Un portavoz del Departamento de Estado de EE.UU. dijo que la licencia había sido extendida para las cinco compañías, añadiendo que «el alcance limitado de la licencia tiene por objeto facilitar a las compañías petroleras de EE.UU. el cumplimiento de sus obligaciones contractuales, el mantenimiento de sus operaciones asumiendo que así lo decidan, y evitar daños económicos a los Estados Unidos».

El portavoz añadió que Washington «seguirá tomando las medidas oportunas contra Maduro y sus aliados».

En julio, la producción de petróleo de Venezuela era de sólo 734.000 bpd, cerca de la mitad de lo que promedió en 2018, antes de las sanciones de EE.UU., cuando la producción era de 1,4 millones bpd, según cifras de la OPEP.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario