Noticias

Rallyes rivales en el día de la independencia de Venezuela

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

Las amargamente divididas facciones políticas venezolanas han celebrado conmemoraciones competitivas de la independencia del país, una encabezada por el presidente Nicolás Maduro y la otra por el autoproclamado presidente interino Juan Guaido.

En una reunión de altos mandos militares el viernes, Maduro reiteró su apoyo a un proceso de negociación mediado por Noruega entre su gobierno socialista y Guaido, quien es el líder de la Asamblea Nacional de la oposición y afirma que la reelección de Maduro en 2018 fue un fraude.

«Hay espacio para todos nosotros en Venezuela», dijo Maduro en un discurso en Caracas antes de llamar a ejercicios militares el 24 de julio para defender los «mares, ríos y fronteras» del país sudamericano.

«Miramos al cielo, pidiendo paz», dijo Maduro. «Mientras tanto, nuestros ejercicios militares se desarrollan. Le rogamos a Dios con nuestros misiles apuntando».

Venezuela se sumió en una profunda crisis política en enero cuando Guaido invocó la Constitución para asumir una presidencia interina rival, llamando a Maduro usurpador.

Ha sido reconocido como el legítimo jefe de Estado por docenas de países, incluidos los Estados Unidos y la mayoría de los vecinos sudamericanos.

Pero Maduro conserva el reconocimiento de Cuba, Rusia y China, y permanece en control de las funciones del Estado y de las fuerzas armadas.

«La clave[en toda esta situación] está en los militares, y el evento de hoy muestra que el apoyo militar sigue siendo sólido y fuerte», dijo Luis Vicente León, economista y analista.

Rally against Maduro's government, in Caracas

Mientras tanto, Guaido celebró un evento separado para el día de la independencia, llamando a los partidarios a marchar hacia el cuartel general de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde murió el mes pasado el capitán de la Armada Rafael Acosta. Los líderes de la oposición y los miembros de la familia dijeron que fue torturado durante su detención.

Una nueva ronda de conversaciones mediadas por Noruega, prevista para esta semana, también fue suspendida tras la muerte de Acosta.

A principios de esta semana, la jefa de derechos humanos de las Naciones Unidas, la ex presidenta chilena Michelle Bachelet, publicó un informe en el que se detallan las presuntas ejecuciones extrajudiciales, torturas, desapariciones forzadas y otras violaciones de derechos por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas en los últimos años.

El viernes, Bachelet dijo que sus equipos han estado trabajando en el informe, que abarca un período que va desde enero de 2018 hasta la actualidad, durante mucho tiempo. Insistió en la validez del reportaje, basado en cientos de entrevistas y reuniones con funcionarios del gobierno, opositores de Maduro, así como con víctimas, sus familiares, defensores de derechos y muchos otros.

También expresó su esperanza de que el informe pueda ayudar a allanar el camino hacia la mejora de la situación de los derechos en Venezuela, y señaló que ahora cuentan con una oficina física en Venezuela, cuyo acceso no se ha concedido desde hace muchos años.

«Ya no existe ningún eufemismo válido para caracterizar a este régimen que no sea la dictadura», dijo Guaido a los periodistas el viernes pasado. «La violación sistemática de los derechos humanos, la represión, la tortura… está claramente identificada en el informe de la ONU.»

«Mientras el régimen está acorralado y solo, debemos permanecer firmes y unidos hasta la victoria», escribió en Twitter.

Sin embargo, algunos ciudadanos se mostraron decepcionados con la dirección de Guaido esta vez.

«Guaido necesitaba mantener a la gente animada y en las calles, pero el apoyo[de la calle] ha sido en franca caída», dijo José Meza, un analista y periodista venezolano.

«Creo que las negociaciones diplomáticas son necesarias, y que se deben adoptar otras estrategias».

El gobierno venezolano calificó el informe de «selectivo» y dijo que las fuentes de la ONU carecían de objetividad.

«El contenido de este informe es incomprensible, dominado por una visión selectiva y sesgada», dijo el viceministro de Relaciones Exteriores William Castillo.

«Es un texto carente de rigor científico, con serios errores de metodología y que parece una copia de los informes anteriores.»

Bachelet también anunció que Venezuela liberó a 22 personas que la oposición considera presos políticos a raíz de la presión internacional, con lo que el número total de presos liberados en las últimas semanas asciende a 84.

También el viernes, el gobierno de Chile prohibió la entrada a «más de 100» venezolanos vinculados a la «dictadura» de Maduro.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario