Salud

¿Sufres de impotencia? Conoce las verdades y mitos sobre Cialis, Viagra y Levitra

impotencia
Avatar
Escrito por Miguel

Uno de los aspectos que más preocupa a los hombres es la capacidad de lograr una erección funcional de su miembro viril y poder cumplir con su rol sexual. Pero cuando esta capacidad disminuye o desaparece, comienza un problema que a veces puede llevar incluso a sufrir depresión.

Muchos asumen que la impotencia o disfunción eréctil es consecuencia de la edad avanzada, pero no siempre es así. Hay otros factores como enfermedades, niveles elevados de ansiedad y estrés, entre otros, que producen la impotencia sexual.

Por fortuna no es algo irreversible, ya que hay tratamientos médicos comprobados que devuelven la potencia sexual sin efectos secundarios graves, siempre y cuando sean administrados bajo supervisión médica.

En este artículo vamos a conocer tres de los más comunes, para qué sirven, cómo funcionan, quiénes pueden tomarlos y los posibles efectos secundarios.

Cialis: usos y beneficios

Uno de los medicamentos más comunes para la disfunción eréctil es Cialis, incluso se puede comprar en cualquier farmacia sin prescripción médica.

Cialis es el nombre comercial del medicamento cuyo compuesto central es el taladafil o tadalafilo, un compuesto químico multipropósito porque no solamente sirve para revertir la disfunción eréctil, sino que también es recetado para el tratamiento de la hiperplastia benigna de la próstata (agrandamiento de la glándula), así como para el tratamiento de la hipertensión pulmonar (presión alta en los vasos sanguíneos que lleva la sangre a los pulmones).

Cuando el Cialis se toma para el tratamiento de la disfunción eréctil aumenta el flujo sanguíneo, lo que provoca una erección firme y duradera durante la estimulación sexual.

Si el Cialis se toma para tratar la impotencia sexual el médico debe recetar cuál es la mejor forma de tomarlo, bien sea media hora antes de la relación sexual o como una vez al día.

Debe tomarse por vía oral y jamás excederse de una pastilla cada 24 horas. Si el médico receta Cialis una vez al día, preferiblemente tómala a la misma hora y no aumentes o disminuyas la dosis. Su efecto dura 36 horas, siendo el que más dura de los tres.

Cialis no cura la disfunción eréctil, es decir, que cuando el paciente abandone el tratamiento volverá a padecer de impotencia. De igual modo, Cialis no es un medicamento anticonceptivo ni previene la infección de enfermedades de transmisión sexual.

¿Para qué sirve la Viagra?

Sin lugar a dudas la Viagra es el medicamento más famoso para el tratamiento de la disfunción eréctil, puesto que fue el primero de este tipo que se popularizó en todo el mundo.

Viagra es el nombre comercial del sildenafil, que en un principio era utilizado para mejorar la circulación sanguínea hasta que se descubrió los beneficios que ofrecía a los pacientes con impotencia sexual. Al igual que otros medicamentos similares, la Viagra no cura la disfunción eréctil, sino que ayuda a aumentar la presión sanguínea logrando así una erección firme y duradera.

A diferencia de otros medicamentos usados para este fin, la Viagra se toma antes de la relación sexual, que puede ser desde 4 horas hasta 30 minutos antes del coito, pero jamás debe excederse de una dosis diaria. Su efecto dura aproximadamente cuatro horas.

La Viagra se puede tomar con o sin alimentos, pero si se toma con alimentos hay que tener presente que una dieta alta en grasas puede atenuar o retardar los efectos del sildenafil. Asimismo y si el paciente es fumador, es posible que no logre los efectos deseados.

Hay que dejar claro que este tampoco es un medicamento que previene embarazos ni infecciones de transmisión sexual.

Beneficios de Levitra

Otro de los medicamentos altamente utilizados para el tratamiento de la disfunción eréctil es Levitra, que es el nombre comercial del vardenafilo, que forma parte de los inhibidores de la fosfodiesterasa.

Levitra aumenta el flujo de la sangre que va hacia el pene durante la estimulación sexual, logrando así una erección más duradera y firme.

Los efectos suelen durar en el cuerpo por espacio de unas doce horas. 

Levitra se toma oralmente y viene en dos presentaciones, la primera en forma de comprimidos (puede tomarse con o sin agua) o en presentación masticable.

Este medicamento al igual que el Cialis y la Viagra no cura la disfunción eréctil ni aumenta la libido, esto quiere decir que cuando se deja de tomar vuelve otra vez la impotencia sexual.

Como puedes ver, tienes ante ti tres medicamentos muy buenos para revertir temporalmente la disfunción eréctil.

Es importante que antes de escoger Cialis, Viagra o Levitra acudas a tu médico, quien te hará una evaluación física y sobre todo del estado de salud del corazón y la presión arterial para determinar si eres candidato a tomar alguno de ellos.

Incluso si tu problema es debido a la ansiedad, depresión o estrés, el médico podrá recomendarte los tratamientos más adecuados.

Sobre este autor

Avatar

Miguel

Dejar un comentario