Salud

Apagón en Venezuela: Con la electricidad cortada, no puedo hacerme la quimioterapia.

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

Caracas, Venezuela – Llegué a Venezuela el jueves, pocas horas después de que un corte masivo de electricidad dejara a la mayor parte del país en completa oscuridad. En el aeropuerto, largas filas de pasajeros esperaban mientras los funcionarios de inmigración registraban los pasaportes manualmente en un cuaderno.

El jueves por la tarde se cortó la luz y mientras manejábamos hacia Caracas, pudimos ver gente caminando en la oscuridad, luchando por volver a casa después del trabajo porque el sistema de metro no funcionaba.

Ya sabíamos que el mayor problema en Venezuela en estos días sería en los hospitales. En enero, varias personas murieron en el Hospital Universitario de Caracas después de un corte de electricidad cuando la central estaba fuera de servicio.

Por eso el viernes nos apresuramos a comprobar la situación en varios hospitales de la ciudad. Los funcionarios de salud estaban tratando de hacer frente a la situación y priorizar las unidades de emergencia y de cuidados intensivos. No fue fácil.

Fue allí donde conocí a Engibel Gómez, de 17 años, que lleva meses luchando contra el cáncer. Le extirparon parte de la pierna por un tumor.

El viernes, fue al Hospital JM Ríos de Caracas para recibir su tratamiento de quimioterapia, pero le dijeron que se había suspendido debido al corte de energía que afectaba a la mayor parte del país.

«I spent at least three months to begin my chemotherapy because the equipment wasn’t working,» she told me. «Now because of the problem with electricity again the equipment is not working so I can’t get my chemo,» she said. 

Engibel was waiting outside in a car and the only thing she could think of was in the friends she met when she was hospitalised and whose lives depend on an electric power plant.

El principal problema estaba en la represa hidroeléctrica de Guri, en el estado Bolívar. Suministra alrededor del 70 por ciento de la energía eléctrica del país.

La hija de Usmeli Romeon, Laureani, tiene 12 años y sufre de hidrocefalia. Lleva una semana en el hospital.

«No hay electricidad y por eso no hay agua. No hay jeringas ni gasas», dijo Romeon. «Nos dijeron que la planta de energía falló anoche, así que no estoy seguro de cómo continuará la situación aquí.»

Atrapado en el medio
Sin poder, la mayor parte de Caracas permaneció cerrada el viernes. El sistema de metro estaba fuera de servicio. El gobierno se vio obligado a cerrar escuelas y suspender el horario de trabajo.

Las pocas gasolineras que quedaban abiertas estaban repletas de largas colas de vehículos.

La oposición liderada por Juan Guaido dijo que el corte masivo de energía es un ejemplo de la corrupción y la mala administración que existe hoy en Venezuela.

Pero el gobierno, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, está convencido de que fue un acto de sabotaje encabezado por Estados Unidos.

Todavía no hay electricidad en varias partes de Venezuela, pero poco a poco se empezó a restablecer la electricidad en algunas partes de Caracas.

Pero los problemas están lejos de haber terminado.

En medio de la batalla entre Maduro y Guaido, hay gente como Engibel Gómez que sufre las consecuencias de la crisis actual. Son víctimas de una crisis económica que hasta ahora el gobierno no ha podido resolver.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario