Politica

Venezuela: la viuda del capitán de la marina torturado exige una investigación de la ONU

Sofía Carada
Escrito por Sofía Carada

La esposa de un capitán de la marina venezolana que supuestamente fue torturado hasta la muerte después de haber sido detenido por conspirar para derrocar a Nicolás Maduro ha pedido una investigación de las Naciones Unidas sobre su asesinato.

El capitán Rafael Acosta murió en un hospital militar de Caracas, la capital de Venezuela, el viernes por la noche, tras haber sido detenido el 21 de junio durante una redada de presuntos conspiradores antimaduro.

El abogado de Acosta dijo a los periodistas que en las horas previas a la muerte de su cliente había comparecido en un tribunal militar en silla de ruedas, semiconsciente y con lo que él llamó signos visibles de tortura.

«Lo torturaron tanto que lo mataron», dijo su viuda, Waleswka Pérez, a una emisora con sede en Miami, según Reuters.

Al escribir en Twitter, Pérez añadió: «Solicito apoyo internacional para un examen forense independiente de las Naciones Unidas para determinar la causa de la muerte del padre de mis hijos. Exijo justicia».

La jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo el lunes que estaba «conmocionada» por la muerte de Acosta y pidió una investigación independiente y transparente, incluyendo una autopsia que cumpla con los estándares internacionales.

«Esto es esencial para arrojar luz no sólo sobre lo que le sucedió, sino también para facilitar el enjuiciamiento de los responsables de su muerte», dijo Bachelet.

El ex jefe de espionaje de Maduro, que recientemente huyó del país tras desertar, afirmó que el asesinato fue obra de los «carniceros» de su antiguo jefe.

«Hermanos y hermanas venezolanos, esta dictadura es un peligro para todos nosotros, nadie está a salvo», escribió el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera en una carta abierta publicada el domingo.

El fiscal jefe de Venezuela, Tarek Saab, dijo el lunes que dos oficiales de la Guardia Nacional que trabajan para la agencia de inteligencia militar DGCIM habían sido acusados de homicidio por la muerte de Acosta, pero no ofreció ninguna explicación sobre cómo murió.

La muerte -que las autoridades venezolanas han confirmado y prometido investigar- provocó indignación entre los enemigos políticos de Maduro y los miembros de la coalición internacional que ha estado luchando desde enero para reemplazarlo por el líder de la oposición Juan Guaidó.

«Nos corresponde a nosotros unirnos para poner fin a esta dictadura que tortura y mata», dijo Guaidó el domingo por la noche, denunciando lo que calificó de «abominable» el asesinato de Acosta.

El Departamento de Estado de los EE.UU. culpó del «asesinato sin sentido» del capitán a los «matones de Maduro y sus asesores cubanos», agregando: «Este último acto de la barbarie de Maduro debe incitarnos a la acción.»

Incluso el gobierno de México -que bajo el liderazgo izquierdista del presidente Andrés Manuel López Obrador se ha negado a unir esfuerzos para desbancar a un Maduro cada vez más aislado- expresó su preocupación por el hecho de que Acosta hubiera muerto con «aparentes signos de tortura».

El ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que Maduro había ordenado «una investigación completa y exhaustiva para esclarecer este lamentable hecho».

La protesta llegó cuando los representantes de Maduro y Guaidó se estaban preparando para una nueva ronda de conversaciones esta semana diseñada para apagar la ardiente crisis política de Venezuela.

Esas conversaciones -que se espera que se celebren en la isla caribeña de Barbados- se iniciaron tras una negociación de tres días celebrada en Oslo, la capital de Noruega, a finales de mayo, tras el intento fallido de Guaidó el 30 de abril de desencadenar un levantamiento militar contra Maduro.

Pero el lunes la Associated Press informó que la oposición había suspendido las conversaciones como resultado de la muerte de Acosta.

Los representantes de Guaidó no respondieron inmediatamente a las solicitudes de confirmación de la suspensión.

Se informó que los enviados de Maduro rechazaron las demandas clave de la oposición -la renuncia de Maduro y unas elecciones presidenciales libres y justas- durante la primera ronda de conversaciones exploratorias en Oslo. Pero algunos diplomáticos occidentales creen que la posición política de Maduro estaba tan debilitada por la supuesta participación de altos funcionarios en el intento fallido de derrocarlo que podría verse obligado a hacer concesiones.

Sobre este autor

Sofía Carada

Sofía Carada

Dejar un comentario